Mientras mayor es la isla del conocimiento,
más grandes son las riberas del asombro.

Ralph M. Sockman

¿Cómo usted se sentiría si visita a un médico que le dice “soy casi casi médico” (o sea, no tiene título profesional)?  Eso mismo pasaría con otras profesiones y la  asistencia virtual está incluida.  Sin embargo, para convertirse en asistente virtual no es obligatorio obtener un certificado.   Asimismo, no significa que no tendrá clientes.  No obstante, me parece importante analizar previamente sobre diferentes definiciones de qué es un ASISTENTE VIRTUAL:

  •  International Virtual Assistants Association (IVAA):  “Virtual assistants are independent contractors who (from a remote location, usually their home or office) support multiple clients in a variety of industries by providing administrative, creative, and technical services.”
  •  Anastacia Brice, fundadora de AssistU:  “A VA is a small-biz owner who provides administrative and personal support across the board to clients in long-term and collaborative relationships.”
  •  Bárbara Langer, fundadora de Asistencia-Virtual.com:  “Las VA trabajan de manera independiente, llevan adelante su propio negocio on line, y proveen asistencia a clientes de todas partes del mundo, además de capacitarse y actualizarse constantemente”.

Como asistente virtual administrativa, me pareció interesante la página web Executive Assistant to Virtual Assistant, de Sidney Craig-Hart, fundadora.  Ciertamente, me identifico con todas estas definiciones, sobre todo cuando se relacionan con los servicios administrativos.  Pero, mi opinión es que la descripción más completa es la de la IVAA.

Abundando sobre ello, hay que destacar que la certificación de asistencia virtual acuña legitimidad o legalidad, conocimiento virtual, calidad y compromiso en el servicio.  Además, puede mejorar la imagen porque el asistente virtual invirtió dinero, esfuerzo y tiempo para desarrollarse profesionalmente.  De igual importancia, puede incrementar la paga por sus servicios especializados.  Personalmente, añade valor a la autoestima.

descarga

Más aún, las organizaciones que certifican la asistencia virtual examinan los conocimientos, intereses y habilidades de sus estudiantes.  Inclusive, enfatizan en las normas éticas de los asistentes virtuales.  No obstante, una vez obtenida esta certificación, hay que estar educándose continuamente así como las áreas de especialidad.

Basado en mi experiencia personal, la buena noticia para quienes quieren obtener una certificación de asistencia virtual es que se puede conseguir a precios económicos (¡por menos de $100!) y la educación se puede acceder fácilmente.  Yo obtuve mi certificación virtual en Universal Class y me ha beneficiado profesionalmente.

Para mí, el título de asistente virtual es como una llave que abre la puerta del negocio de asistencia en línea (asistencia “online”), ya que certifica las destrezas y la productividad.  Para su beneficio, ofrezco algunos lugares (sin favoritismo, ni orden de preferencia) que certifican esta profesión con el objetivo de que usted indague cuál encaja de acuerdo a su especialidad profesional y economía (como dice un refrán puertorriqueño:  “Hay que estirar los pies hasta donde llegue la sábana”).  Aclaro que a través de mi investigación por la Internet y de testimonios existen buenas referencias de estos.  Veamos:

  • AssistantU - Professional Virtual Assistant (PVA) y Master Virtual Assistant (MVA)

capacitacion-asistente-virtual_1_612443

Si desea ser un asistente virtual certificado, no postergue sus sueños y estudie ahora.  De otra parte, de buscar un asistente virtual, indague sobre sus credenciales y la especialización de sus conocimientos para que realice precisamente el trabajo que usted solicita.